Tel: 976 30 81 60 -

Algunos consejos para conducir en invierno

Algunos consejos para conducir en invierno

Ahora que bajan las temperaturas, los responsables de Safety Car queremos daros unos pequeños consejos con los que queremos evitaros alguna visita a los talleres de reparación de Zaragoza. El primero de estos consejos es el de conducir a una velocidad moderada, a menudo las placas de hielo sobre la calzada no son visibles, y pueden hacer que patinen las ruedas haciendo al coche incontrolable con una velocidad muy alta. Por el mismo motivo es conveniente conducir con suavidad, disminuyendo la velocidad a la entrada de las curvas.

Con el suelo nevado o helado, tu coche necesita más espacio para poder detenerse que si estuviera seco el asfalto, por eso es conveniente dejar más distancia entre tu coche y el de delante para no chocarte con él si diera un frenazo brusco.

Antes de poner el coche en marcha conviene que te asegures de que los neumáticos están inflados correctamente, con las ruedas deshinchadas hay más posibilidades de patinar. No te lances a la aventura de conducir por la nieve sin haber revisado bien el coche, cualquiera de los talleres de reparación de Zaragoza puede comprobar en muy poco tiempo que todo funciona correctamente.

Si la carretera está nevada, pero hay huellas de otros vehículos, trata de pisar, al menos con parte de las ruedas, por donde haya nieve virgen, mejorarás el agarre de tu coche evitando patinazos. Si la nevada continúa y empieza a alcanzar la altura de los bajos, detén el coche y ponte en contacto con los servicios de emergencia indicando tu posición de la manera más exacta posible.

Lleva una patata cruda a mano. Frotándola en el interior de los cristales evitarás que se empañen, y si la frotas por el exterior el agua no formará tantas gotas cosas ambas con las que mejorarás la visibilidad.