Tel: 976 30 81 60 -

5 averías habituales en tu automóvil

5 averías habituales en tu automóvil
  1. Tubo de escapeEs muy habitual tener que acudir a puntos de reparación de coches en Zaragoza por multitud de problemas. Uno de los más corrientes tiene que ver con el tubo de escape. Este elemento realiza un gran trabajo durante el funcionamiento del automóvil, ya que es el encargado de expulsar al exterior los gases de la combustión. Es muy común que se originen roturas en la unión del tubo con el catalizador, lo que provocará ruidos muy molestos.
  2. CatalizadorEl catalizador será el encargado de quemar los gases antes de ser expulsados. Si esta combustión no se llevara a cabo correctamente, el automóvil estaría expulsando más vapores contaminantes de lo habitual. Este problema suele aparecer por el abuso del coche para trayectos cortos o por las bujías en mal estado, en el caso de los modelos de gasolina. Si tu auto fuera diesel, su aparición se deberá a utilizar el motor muy bajo de revoluciones. 
  3. Discos de frenoPodrás confiar en Safety Car para el arreglo de cualquier problema que le ocurra a tu coche. En los discos de freno se suele localizar otro percance habitual, que vendrá provocado por el rozamiento entre ellos y la pastilla de freno. Será difícil de detectar por los usuarios, ya que solamente podremos comprobar la corrosión quitando las ruedas, por lo que es muy recomendable que sea llevado a cabo por un especialista en un taller. Si notas que el volante vibra durante una frenada, podría indicar problemas en los discos de freno.
  4. Fuga de aceiteUno de los motivos de reparación de coches en Zaragoza más habitual es aquel que tiene que ver con las fugas de aceite. Este lubricante resulta fundamental en el funcionamiento del motor, del cambio o de los amortiguadores, ya que sin él se podrían fundir las piezas del motor y provocar su rotura. Podrás percibirlo si tu automóvil deja manchas de grasa en el suelo tras un periodo aparcado. Además, debería encenderse el testigo en el panel de mando.
  5. Pastillas de frenoLas pastillas de freno son los componentes que, al pisar el freno, rozan con el disco y detienen el coche. Es bastante habitual que puedan sufrir una degradación prematura, aunque dependiendo del tipo de automóvil que tengas deberían durar entre 60.000 y 100.000 kilómetros. Lo bueno de este percance es que tiene muy fácil solución, ya que bastará con sustituirlas por otras nuevas en un taller.